sábado, 16 de julio de 2016

Diario (2)

Si que me he vuelto insensible...
Estoy vacío por dentro, mis venas no albergan sangre, mi corazón no late...
Los recuerdos que antes me producían nostalgia y atesoraba ahora no tienen sabor. No importa cuánto lo intente, no logro sentir remordimiento al rememorar mis días pasados, mis días de juventud...
Estoy inactivo, inmóvil, muerto como un muñeco de trapo. Todo ESTÁ TAN MAL. Y no puedo hallar voluntad para levantarme y gritar, gritar a todo pulmón mi eterna agonía.
Siento deseo de golpear a alguien en la cara, de romper algo, hacer ruido.
23 años desperdiciados, echados a perder, a la basura; a pudrirse con mis sueños y mis esperanzas.
Hace tiempo he decidido que no quiero seguir aquí. No señor. No me quedaré por mucho tiempo.
Pero antes de eso...tengo que despertar. Estoy dormido.
¿Qué carajo hago aquí? Me gustaría saberlo...
Por favor, que alguien me ayude a despertar.
Quiero despertar para poder escapar.
Tengo que escapar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario