viernes, 27 de mayo de 2016

Idea Publicitaria n°1 (Mundo Asepxia)

Porque estaba más aburrido que Jason Voorhees en un Viernes doce -y porque estaba de muy mal humor- se me ocurrió elaborar un breve comercial para los famosos jabones Asepxia y enviarlo a la página oficial del producto en Facebook. 

Aquí dejo el mensaje en cuestión:

Hola, mi nombre es Adrián Nicolás Raimondi, y le envío esta misiva a fin de comunicarle una brillante idea publicitaria que elaboré para su producto en base a sus comerciales televisados.

Permítame informarle, en primera instancia, que no soy un experto en publicidad ni nada que se le parezca. A decir verdad, mi currículum carece de acontecimientos destacables o precedentes que me hagan acreedor inmediato de su confianza laboral. Sin embargo puedo asegurarle, y de muy buena fe, que mi deseo y mi voluntad por incursionar en el honorable campo del rubro publicitario compensa con creces mi ausente formación académica y desempeño profesional. Estoy seguro que usted mismo sabrá constatar la veracidad de mis palabras cuando lea el comercial que elaboré con tanto esfuerzo y prudencia.
Ahora bien, lo dejo con el borrador del guión para el comercial. Ojalá sea de su agrado y consideración.
Saludos cordiales.

Título: "Mundo Axepsia"

Duración: Aproximadamente dos minutos.

Descripción:


Nos acercamos a un pueblo pequeño encajonado por montañas nevadas y arboledas de pinos altísimos. Las casas y las calles exhiben un estilo arquitectónico de lo más pintoresco y risueño, como el que espera encontrarse en una antigua aldea europea o en un cuento de hadas.

Siguiente toma: ahora estamos en una plaza atestada de jóvenes de piel tersa y límpida; ni una sola imperfección opaca sus rostros de querubines alegres. Todos bailan al son una canción festiva mientras el sol resplandece con gracia en el cielo profundamente celeste.


De repente, un chico en harapos aparece en escena y se dirige trastabillando hacia la multitud de jóvenes bien vestidos y respetables. No podemos verlo de frente, la cámara lo sigue por detrás.


Tan pronto la muchedumbre nota su indecorosa presencia, el pánico se desata.

Los jóvenes de piel perfecta y belleza escultural comienzan a correr y a gritar espantados. El joven marginal clama piedad con voz débil, tropieza, se cae, suelta un alarido, se levanta, vuelve a pedir ayuda.

Es entonces que un primerísimo primer plano descubre su rostro: granos robustos y rebosantes de pus, cicatrices profundas, puntos negros y demás imperfecciones atestan su cutis malogrado y grotesco. 

Una furgoneta blanca con la palabra AXEPSIA impresa a los lados llega velozmente al lugar de los hechos. Del transporte bajan un chico y una chica de tez perfecta que visten trajes aislantes, parecidos a los que usan los astronautas y en cuyo dorso puede leerse en letras grandes: AXEPSIA TEAM.

El AXEPSIA TEAM reduce a golpes y patadas al chico con granos y lo arroja en el compartimiento trasero de la furgoneta. La multitud aplaude y festeja el accionar de los valientes héroes, y éstos, satisfechos con ver la paz restaurada y las festividades reanudadas, suben a la furgoneta y se marchan con el malviviente.

CORTAMOS A: Gran plano general al exterior de una fábrica AXEPSIA.

Ahora estamos en el interior de la fábrica. Interminables hileras de jóvenes con granos, ropa barata, dientes torcidos y demás imperfecciones nada deseables en el mundo AXEPSIA, marchan esposados y encañonados por honorables miembros del AXEPSIA TEAM. Los prisioneros son llevados hasta el umbral de una enorme y compleja máquina que abre y cierra sus compuertas como si fueran fauces hambrientas. Allí, son arrojados por la fuerza en la susodicha, y luego de un breve travelling durante el cual escuchamos innumerables gritos de agonía y un incesante crujir de huesos, llegamos hasta el final de la máquina, el cual consta de un sistema de apertura automático que expulsa barras de preciado jabón AXEPSIA bañado en sangre.


La pantalla se ennegrece. Vemos el logo del producto en letras grandes y blancas.


Una voz imponente exclama: “HEIL AXEPSIA”


Fin del espacio publicitario.




Aún no he recibido respuesta. 

2 comentarios:

  1. Pues yo tampoco soy experta en publicidad, pero sí te contrataba para mi empresa (si tuviera una) jajaja. Tu idea es mucho mejor que la basura de comerciales que tienen actualmente, y me haría feliz ver algo como eso en la tv. En los comerciales de Asepxia México tienen a youtubers haciendo el trabajo para hacerse ver más cool o algo así, es un horror.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que alguien sabría apreciar mi idea! Muchas gracias por leer y comentar, lo aprecio mucho.

      Eliminar