domingo, 28 de octubre de 2012

Hablemos De La Cámpora


Actualizado por última vez el 1 de Noviembre de 2012.
(Pido disculpas si hay faltas de ortografía o errores de dicción, el texto lo escribí de corrido y ni siquiera me tomé la molestia de corregirlo)




Hablemos de La Cámpora...



Creo que casi todos están al tanto de la intromisión constante de La Cámpora en las escuelas públicas, es un asunto que generó y sigue generando polémica hasta el día de hoy. Cuando me enteré que este grupo(s) de personas tiene por costumbre militar en las escuelas no supe como reaccionar. Ese día no sabía quiénes eran "La Cámpora" exactamente, desconocía por completo la clase de personas que integraban dicha agrupación, que hacían y que objetivo buscaban cumplir militando en las escuelas, pero por alguna extraña razón el nombre Cristina se me vino a la mente como la bala de un rifle. No me interesa la política, no tengo favoritos en el gobierno y nunca me intereso llevar una bandera al hombro y marchar como un soldado a cuerda por las calles de la ciudad, esas cosas carecen de relevancia para mi existencia, tengo cosas mejores que hacer con mi tiempo. Cuando averigué que se trataba de una agrupación kirchnerista mis temores dejaron de ser infundados y cobraron sentido. Siempre pensé que la religión  debe mantener sus narices lejos de las escuelas, y por supuesto, la misma regla se aplica a la política. Busqué en Internet, leí varias paginas, me llené hasta el cuello de información, y cuando analicé a fondo el perfil de las personas que integran dicha agrupación, comprendí el porqué de la Cámpora, el porqué de su intromisión en las escuelas, y por supuesto, el porqué del rechazo que generan en tantas personas.

Veamos entonces...

La Cámpora es una agrupación política de Argentina, formalmente fundada en el año 2008 y de orientación peronista y kirchnerista. Desde sus inicios apoya las gestiones de gobierno de Néstor y Cristina Kirchner.

Fuente: Wikipedia.


No me considero una persona hipócrita (bueno, al menos no la mayor parte del tiempo) así que voy a explicar mi punto de vista sin tapujos ni vueltas, me gusta ser lo más claro y explicito posible, están avisados...

La Cámpora es una agrupación que se encarga de aplaudir desvergonzadamente a Cristina y a todos los que la rodean. Para esta gente, todo lo que diga, piense y haga Cristina es correcto, justo y necesario, no hay discusión. En otras palabras: Cristina es una especie de mesías que tiene como misión salvar a la Argentina de su desgracia y miseria usando como herramienta una espada llamada "peronismo", todo aquel que no esté de acuerdo es un gorila y una amenaza en potencia.





Arriba podemos apreciar a nuestros queridos amigos de la Cámpora marchando y tocando tambores al unisono. Por más que lo intente, no puedo hacer otra cosa que asociar a estos individuos con la siguiente imagen:





¿Alguna vez leíste "Rebelión En La Granja" de George Orwell? Si lo hiciste, lo más seguro es que entiendas porqué se me viene a la mente un rebaño de apacibles ovejas cuando veo a los militantes de La Cámpora. Si no leíste "Rebelión En La Granja" te recomiendo que lo hagas antes de morir. Es un libro asombroso, después de leerlo, ya no podrás ver a una figura de autoridad con los mismos ojos.



Veamos algunas de las personas que están a favor de la Cámpora:


Luis D´Elía

¿Te acordas de éste tipo?, ¿El gordo con voz de pito que corta calles, insulta, arma quilombo y reparte piñas al por mayor en plena avenida? Lo irónico es que a pesar de su comportamiento violento y primitivo, se la pasa diciéndole gorilas a los demás.

Mirá un video :D





Podemos no entendernos, discutir, pelear, incluso insultarnos, pero la violencia jamás es la respuesta.


Hebe de Bonafini

Se los juro, no me canso de poner esta foto...


No voy a decir mucho, ya todos saben quién es esta señora...
Podría indagar en detalles sin importancia como la malversación de los fondos de la fundación...Schocklender, la Ferrari, los viajes al caribe...¿Pero para qué? De seguro es todo mentira. ¿No ven la cara de santa que tiene?

Estos personajes son los que promueven y abalan el lavado de cerebros en las escuelas públicas. 
Sí señor, el hombre de semblante simiesco que insulta y golpea, y la señora vestida como la mala de los Power Rangers...



Gorilaaaaaaa!



Cómo Cristina y La Cámpora lavan cerebros:


El lavado de cerebro empieza cuando la Cámpora entra en las escuelas para "educar" a los más chicos. ¿Por qué será que elijen escuelas? Es muy simple: los chicos son como esponjas andantes, absorben todo a su paso con una rapidez asombrosa, no cuestionan, no critican, ellos quieren ser parte del grupo, quieren pertenecer y divertirse.

No necesito ir a una escuela para descubrir las cosas que les dicen a los chicos: que Cristina es perfecta, que la tía Kristi se preocupa por tu cole, que somos los buenos, que los gorilas quieren llevarte por mal camino, que hay que obedecer al gobierno y vivir una vida sumisa y subordinada por los caprichos de una sola persona para que esta y su familia vivan como la realeza. No me sorprendería que también les ordenen rezarle a una figura de cartón del Nestornauta...

Por supuesto, dudo mucho que mencionen esos detalles que dejan mal parada a la Cámpora; como el asunto de los cargos públicos y los salarios exagerados.

Todo lo que Cristina hace está dirigido a la generación del futuro; a los jóvenes y a los chicos, no es casualidad que la gran mayoría de los militantes de la Cámpora rayen los veintipico de años. 
Los jóvenes conforman el sector de la sociedad más vulnerable y accesible después de la clase baja, los que carecen de experiencia en el campo político y buscan formar su pensamiento y convicciones motivados por el sentimiento de pertenencia y superioridad que florece con la llegada de la adultez.
Aristóteles decía que la realidad estaba jerarquizada, que algunos nacen para mandar y otros para obedecer, tal vez no estaba tan equivocado...



Ejemplos:

* Lavado de cerebro gratis en las escuelas, gentileza de la Cámpora. Para que los más chicos tengan un cerebro reluciente y brilloso como el nuestro.

* Netbooks gratis. Porque si no podemos comprar tu voluntad pintándote la escuela, lo hacemos con tecnología.

* Voto a los 16 años. Así los chicos que compramos en las escuelas nos devuelven el favor en el cuarto oscuro.

* Ley de matrimonio igualitario, ¿Sabías que adentro de la Cámpora hay un grupo LGBT? La diversidad sexual y la juventud van de la mano. Recuerdo cuando Cristina promulgó la ley, dio un discurso que conmovió a todos aquellos que soñaban con casarse y no podían hacerlo por ser homosexuales. A mí no me engaña ni por un segundo, Cristina no avaló el matrimonio gay por convicciones personales, lo hizo para ganarse el cariño y los aplausos de la generación joven.





Los integrantes de La Cámpora están al tanto de las críticas que reciben diariamente. Hace poco el secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque, salió a defender el rebaño con uñas y dientes.


Fragmento de la entrevista publicada en la Revista Veintitrés: 

–¿A qué cree que se debe la estigmatización de La Cámpora?  
 –Tiene que ver con que somos una herramienta de función. Nosotros somos el “punching ball” de Clarín y del poder económico de la Argentina porque se han dado cuenta de que La Cámpora es una herramienta que funciona. Primero nos quisieron bastardear y ningunear y después se dieron cuenta de que éramos una realidad objetiva.



Me encanta esta contestación. ¿Por qué? Porque deja al descubierto la postura totalitaria e inflexible que tanto caracteriza a los partidos y a las agrupaciones políticas. Autodefinirse dueño de una "realidad objetiva" es una falacia con todas las letras. La "realidad objetiva" que tanto presume Larroque no es mas que una mera ilusión, la objetividad no existe, todo es subjetividad, todo es interpretación y percepción. Me gustaría saber cuanto dinero gana Larroque en La Cámpora como para decirse dueño de una verdad, porque honestamente, no creo que salga barato comprar una realidad absoluta. La "objetividad" de La Cámpora se basa en una filosofía barata y que por momentos parece sacada de la mismísima biblia: Cristina es perfecta, las cosas malas que hace el gobierno no se acercan ni un poquito a las buenas, las cosas feas que dicen los medios son mentiras, nosotros tenemos el poder, debemos creer todo lo que dice y muestra el gobierno, somos los elegidos, ella es nuestra reina, ella nos quiere, y más de las mismas reglas que podemos encontrar en el principio de autoridad.


Esto es la Cámpora: la cara más fea y cruda del militante promedio. Aquel que inmerso en la dominación, las mentiras y los premios que otorga el gobierno, cree tener la razón y la verdad absoluta de todo. El fanático que no cuestiona, que no indaga, y que por supuesto, aplaude como una foca cuando se le ordena; la clase de persona que precisa un político para subsistir. Sería encantador que los chicos de La Cámpora dejaran de acallar las criticas con falacias sacadas del manual k y abrieran un poco los ojos. De hacerlo, descubrirían porque yace un tambor y una bandera en sus manos, mientras Cristina sostiene orgullosa un patrimonio de 31 millones de pesos que crece a pasos agigantados con el pasar de los años. Porqué se destina tanto dinero a un proyecto innecesario como fútbol para todos, cuando se podría invertir ese capital en arreglar o construir hospitales y escuelas, prevenir tragedias tan lamentables como la de Once, frenar la inseguridad, combatir la pobreza, y no premiarla con planes para cosechar más votos.

Los humanos creamos la realidad y la transformamos día a día, está en constante cambio, por lo tanto, es imposible encontrar una verdad que sea objetiva. Por ejemplo, ¿Viste cuando Clarin grita a todo pulmón que Cristina está llevando a la Argentina hacia el fango y desde la casa rosada dicen todo lo contrario? Bueno, a eso mismo me refiero, cada ser humano inventa la verdad que más le conviene para someter a sus iguales y alcanzar objetivos, es la manera de sobrevivir en el siglo XXI. ¿Querés saber la verdad? Muy fácil: no leas los diarios, no mires la tele, no escuches a los políticos ni a los periodistas de turno, salí a la calle y mirá con tus propios ojos.


Hay que admitirlo, Larroque tiene un poco de razón cuando dice que son una herramienta de función: funcionan para lavar cerebros y mantener intacto el ego de Cristina durante sus discursos demagógicos. Se sentirán como unos auténticos imbéciles el día que abran los ojos y observen atónitos el tablero que yace bajo sus pies, pero aún peor se sentirán cuando alcen la mirada y vean a su queridísima reina sana y salva en el castillo, acompañada sólo por sus familiares y amigos más cercanos. Allí es cuando, sorprendidos por los rayos del sol ardiente y amedrentados por el ruido implacable de las bombas cayendo del cielo, entenderán que fueron simples peones en un juego sucio y tramposo; el de la obediencia y el de las mentiras. Donde los mentirosos mandan y los honestos sirven, la ley de la vida; un juego llamado democracia. 


Quiero darte un consejo: aprovechá cada momento que estés vivo, salí a la calle, enamorate, divertite, tené hijos, viví para vos y no para sostener la imagen de una persona que ya tiene el resto de su vida asegurada.
A mí no me acompaña un grupo de guardaespaldas cada vez que dejo mi casa, no me asesoran los mejores especialistas en imagen a la hora de pedir trabajo, tengo que putear cuando los precios suben hasta las nubes, debo pagar mis impuestos sin chistar, no puedo robar lo ajeno sin que me castiguen, ¿Y sabés qué es lo peor de todo? Que soy un ser humano IGUAL de importante y valioso que cualquier presidente, político, o militante de cualquier país, y vos también lo sos, el problema es que te enseñaron a no darte cuenta.
Te enseñaron a callarte y aceptar sin pegas los caprichos de un gobierno que nada hizo por vos, que regala favores a aquellos que se arrodillan y a gusto besan sus pies, que hace todo lo posible para seguir robando y engañando a la gente.

Tu existencia puede ser muy corta como para escuchar, obedecer ordenes y aplaudir, es tiempo de hablar y de actuar, de vivir para vos mismo y no para el beneficio de los más fuertes.



1 comentario: