lunes, 5 de marzo de 2012

Sonríe

No puedo respirar
Siento un nudo en mi garganta
Quisiera gritar 
Mis manos tiemblan y mi corazón late eufórico
Mis ojos se llenan con dulces lágrimas de dolor
Veo sangre
Quiero ver más
Pero pronto me quedo ciego
Y todo desaparece sin dejar rastro
Cuando finalmente despierto
Este aterrador cuchillo yace de nuevo sobre mi pecho inmóvil 
Cubierto de sangre, veo mi rostro deforme reflejado en el frío metal
Sonrió, pero todo lo que quiero hacer es llorar
Y llorar...
Y dormir...
Y soñar...
Pero una vez más, como fuertes puñaladas que abren mi piel y desgarran mi carne
Nuevamente comienzan las pesadillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario