viernes, 24 de febrero de 2012

Cuando las pesadillas comienzan...

Siempre me gusto escribir cuentos cortos, dibujar cómics o simplemente lo que sea que se me venga  a la mente, tengo que admitir que no soy un buen escritor y mucho menos un buen dibujante...sin embargo, creo fielmente que cuando alguien tiene tantas ganas de expresarse o simplemente de decir algo,  de comunicarse, de dejar ir un poco la imaginación y la realidad que tantos estragos pueden causar en nuestras mentes, se deben cumplir a toda costa esos deseos de compartir nuestros sueños más placenteros y nuestras pesadillas mas terroríficas a todo aquel que esté cerca o lejos.
Creo este blog con la intención de que alguien, quién sea, cualquier ser humano que habita este enfermo planeta lea lo que tengo para decir y piense un poco, tan solo por unos breves minutos, en lo que le quiero transmitir, tengo mucho para decir, desafortunadamente no tengo a nadie cerca que escuche mis lamentos y mis quejas, así que debo conformarme con un espacio en Internet donde espero, con muchas ansias, que algún extraño llegue y escuche (o más bien lea) todo lo que quiero decir, las cosas más profundas y hasta las más ridículas, todo lo que pido es ser escuchado, quiero que mis llantos marchiten los corazones de todos aquellos que sufren por estar vivos, quiero que mis gritos hagan eco en todas las pesadillas de los que no logran soñar en paz.  Nadie quiso escucharme jamás, así que si no quieren escucharme, los obligare, esa será mi venganza hacia el mundo entero, una venganza tan dulce que espero más de uno muera de diabetes, lo digo en serio.
Nadie conseguirá callarme, por el contrario, cada vez que alguien lo intente gritare con mas fuerzas, gritare sin cesar hasta que me mi garganta sangre, honestamente creo que eso es lo que deberíamos hacer todos cuando alguien nos dice que cerremos la boca...eso y enterrarle un cuchillo en el abdomen...si es posible...
Tanto silencio esta enfermando mi débil cuerpo, tanta tranquilidad me quitan las ganas de respirar, ya no puedo soportar ni por un día mas ver las estúpidas sonrisas plasmadas en las caras idiotas de la gente que me rodea, si yo no sonrió, nadie lo hace, y si no lloro, entonces todos lloran, si yo grito todos deben guardar silencio, y cuando finalmente sea feliz, oh, cuando consiga la dichosa felicidad de ser un completo idiota e ignorante ante el mundo que me rodea, allí es cuando las pesadillas realmente comienzan.
¿Quieres conocer los rincones más oscuros, sucios y hediondos que oculta tu propia especie?
Entonces quédate aquí conmigo, a mi lado, pero te lo advierto, no es un viaje placentero, bueno, podría serlo si cierras bien los ojos, tapas tus oídos con ambas manos y te encojes de hombros, aunque eso sería hacer trampa ¿verdad?, bueno, es comprensible, todos hacemos trampa de vez en cuando, sino sería muy difícil vivir día tras día en este planeta, ¿no crees?



NUMB

No hay comentarios:

Publicar un comentario